Imprimir

¿Adiós al aire de las llantas?

Cuando la rueda se inventó esta era maciza, pues no pasaban de ser aros de madera con láminas metálicas si mucho. Cuando aparece el caucho, también las llantas sobrepuestas eran sólidas (1848, creación de Thomas Hancock). Solo fue en 1844, hace 177 años, cuando Goodyear patentó la vulcanización del caucho.

En las últimas décadas han aparecido sucesivamente en laboratorios y fotos llantas de diversas marcas con una concepción diferente, en la cualtodos coinciden en eliminar la construcción actual de la rueda y también, grosso modo, toda la carcasa compuesta por capas de hilos de acero y tejidos a los cuales se le adhiere una banda de rodamiento que se vulcaniza con todo el conjunto en moldes a alta temperatura.


Las nuevas llantas que llevan nombres específicos en las dos marcas que investigamos, Uptis en Michelin (Unique Puncture-Proof Tire System) y NPT en Goodyear (Non-Pneumatic (Airless) Tire), llegan al mismo sitio. Una ventaja evidente es que no se pinchan ni se desinflan, ya que el aire desaparece como elemento que mantiene la llanta formada. Pero esto no es suficiente argumento para esta revolución que supone nuevos diseños de los rines y suspensiones de los vehículos, porque la flexibilidad de esas nuevas llantas será ajustable de acuerdo con la aplicación que determinará las formas y la capacidad de los radios estructurales.

Pareciera que eventualmente, el aire, gran socio de la llanta, comenzará a ser descartado. Ya existen las llantas que pueden andar desinfladas sin desmontarse del rin, conocidas como Run Flat. Goodyear ya está probando en la vida real las llantas NPT, asociado con la firma Local Motors, que opera vehículos de reparto llamados Olli, autónomos, en Jacksonville, Estados Unidos. Michelin está asociada con General Motors para desarrollar las pruebas de las Uptis instaladas en algunos Chevrolet Bolt eléctricos.

Las ventajas de estas llantas son una mayor sensación de seguridad para los pasajeros, reducción de tiempos de servicio y mantenimiento en las flotas de vehículos, recorridos garantizados porque no habrá pinchazos, y beneficios ambientales por el uso de materiales reciclables y la desaparición de las ruedas de repuesto.

 

Fuente

https://www.motor.com.co/actualidad/tecnologia/llantas-aire-proxima-revolucion/36800