escudo Síguenos en:  Facebook Twitter Youtube

viernes, 17 de septiembre de 2021
  • noticias
    noticias

CÓMO EXPULSAR EL RIESGO DE COVID EN EL VEHÍCULO

Poca es la atención que se le presta sobre el contagio de COVID que se puede presentar dentro de un automóvil, aunque los expertos admiten que hay riesgos similares a los que genera un espacio pequeño y cerrado, y porque en sus cabinas pueden quedar los aerosoles, diminutas partículas transportadas por el aire que pueden transmitir el virus.

Un grupo de científicos de universidades estadounidenses realizó un estudio, para el cual utilizaron simulaciones computarizadas para determinar cómo fluye el aire en un vehículo y cómo a través de este se transporta el virus., así se podrá tener una idea del riego de contagio dentro de un vehículo. El estudio concluye que abrir ciertas ventanas puede crear corrientes que protegerían tanto a los pasajeros como a los conductores de enfermedades infecciosas como el covid-19.


En las primeras conclusiones descubrieron que la forma en que el aire fluye alrededor del exterior del automóvil en movimiento 
crea un gradiente barométrico (variación de la presión) dentro del vehículo, con la presión del aire en el frente ligeramente menor que la de atrás, lo cual hace que el aire que circula dentro de la cabina suela fluir de la parte trasera del auto hacia adelante.

Posteriormente, y siempre con el aire acondicionado encendido, simularon y modelaron el flujo de aire interno y el movimiento de aerosoles con diferentes combinaciones de ventanas abiertas o cerradas. En este último caso, que era de esperarse, entre el 8 y 10 por ciento de los aerosoles expelidos por uno de los ocupantes del auto llegaba a la otra persona.

La mejor solución


Como no es posible mantener todas las ventanas abiertas por las condiciones climáticas y por la seguridad en muchas ciudades, los investigadores modelaron otras opciones.

Entre estas y la que mejores resultados brindaba, en el caso de los taxis, era que 
el conductor y el pasajero bajaran cada uno su ventana, pero las simulaciones determinaron que la mejor estrategia era abrir las ventanas opuestas a cada persona.


Esta configuración permite que el aire fresco exterior fluya por la ventana trasera de la izquierda y salga por la ventana delantera de la derecha, con lo cual 
se crea una corriente o ayuda a crear una barrera entre el conductor y el pasajero. “Es como una cortina de aire, empuja todo el aire que exhala el pasajero y también crea una región de corriente de aire fuerte entre el conductor y el pasajero”, explicó Mathai.


¿Qué pasa cuando hay más ocupantes? Si bien la estrategia de las ventanas opuestas abiertas funciona bien para dos ocupantes, la media en el servicio público, en el caso de autos familiares mantener las ventanas a la mitad de su recorrido 
parece ofrecer el mismo beneficio que abrirlas totalmente, mientras que solo bajarlas un cuarto es menos eficaz.

Estos hallazgos generales, dice Mathai, son válidos para muchos autos y camionetas de cuatro puertas y cinco pasajeros. En lo posible, 
mantener todas las ventanas abiertas si un vehículo va con todas las plazas ocupadas, y cada pasajero debe llevar puesto el tapabocas.

Fuente: https://www.motor.com.co/actualidad/industria/expulsar-contagio-carro/36743

NOTICIAS