escudo Síguenos en:  Facebook Twitter Youtube

lunes, 19 de abril de 2021
  • noticias
    noticias

Cinco líquidos del carro que deberías revisar frecuentemente

Lo primero que debes saber, es que la revisión de los líquidos se debe realizar con el carro apagado y totalmente frío para evitar accidentes por quemaduras. Estar atento a estos pequeños detalles evitarán que sufras algún daño grave en tu vehículo y luego tengas que acudir al taller.

El aceite:

Este lubricante es quizá uno de los más importantes, porque se encarga de proteger el motor del carro.

Al momento del chequeo, retira la varilla de medición y límpiala; introdúcela de nuevo y vuelve a extraerla para verificar su nivel. Si este es muy bajo o muy alto según el indicador del medidor, debes acercarte a un taller para que nivelen el fluido o retiren el exceso.

Recuerda cambiar el aceite en el tiempo que el fabricante establezca.

Refrigerante:

Este líquido es indispensable para el vehículo, ya que actúa desde el circuito interno del motor para regular su temperatura.

Es importante revisar este fluido, ya que con el uso y el paso del tiempo pierde sus cualidades, disminuyendo su capacidad de transmitir y regular la temperatura. Por eso se recomienda reemplazar el líquido refrigerante cada 20.000 o 30.000 km, según lo indique el fabricante

Líquido de dirección:


Este líquido facilita que el sistema que orienta la dirección de las ruedas delanteras trabaje de manera óptima. Su lubricación, permite que el carro gire con facilidad en la dirección que nosotros deseamos al mover el volante.

El contenedor de este químico tiene en su tapa, por lo general, la figura de un volante; en él, podremos encontrar un medidor que nos indicará la cantidad mínima y máxima de este producto. Si su nivel es bajo, tendrás que adquirir en una tienda especializada este producto para mantenerlo en el punto indicado. No obstante, debes tener claro el tipo de sistema de tu vehículo, debido a que la mezcla variaría dependiendo si es mecánico, hidráulico o electrónico.

Líquido de frenos:

Es quien influye de frenado del carro, ya que funciona como regulador de fuerza en la comunicación entre el pedal y frenos.

Normalmente esté liquido se degrada con el tiempo, o por las condiciones del aire provoca absorba humedad y pierda algunas de sus propiedades.

En ocasiones podemos encontrar que el contenedor del líquido de frenos tiene un nivel bajo, esto puede darse por dos razones: la primera, es que haya un desgaste natural en las pastillas y discos de los frenos; la segunda, por que puede existir una fuga en las tuberías o mangueras que transportan este químico.

En este último caso, si llegas a descubrir algún escape, lo más recomendable será llevar tu vehículo a un taller autorizado para su reparación.

El líquido de frenos debe revisarse constantemente y cambiarse con una periodicidad de 2 a 3 años, siempre siguiendo las recomendaciones del fabricante.

Líquido limpia parabrisas:

Cumple la misión de mantener el vidrio panorámico frontal o trasero libre de suciedad, garantizando una visibilidad óptima al momento de conducir.

Se recomienda no llenar su espacio de almacenaje con agua de la llave, ya que este podría generar una acumulación de sarro en los conductos. Así que debes elegir un producto que cumpla con esta función de manera efectiva.

Si descubres que estos líquidos varían en su nivel constantemente, te recomendamos llevar tu vehículo a un taller especializado para que le hagan una inspección más precisa y logren determinar si existen fugas u otro tipo de anomalía.

Fuente: https://www.carroya.com/noticias/guia-para-conductores/cinco-liquidos-del-carro-que-deberias-revisar-frecuentemente-4728?

NOTICIAS