escudo Síguenos en:  Facebook Twitter Youtube

domingo, 24 de mayo de 2020
  • noticias
    noticias

¿Qué le pasa a un carro en cuarentena?

La falta de movimiento de un vehículo tiene un impacto en la mayoría de sus componentes. Llantas y líquidos, a los que mayor atención hay que prestarles.

Las medidas tomadas por el Gobierno nacional para frenar el coronavirus prohíben la libre circulación de personas y automóviles, salvo algunas excepciones específicas. Esto quiere decir que, siempre y cuando no sea necesario adquirir productos de alta necesidad que requieran del automóvil o atender a población vulnerable o solicitar asistencia en una institución médica, entre otras, no tendría por qué utilizarse el vehículo.

Teniendo en cuenta las circunstancias actuales, el equipo de El Mecánico Recomienda de El Espectador, contactó a los equipos de mecánica e ingeniería de algunos de los principales fabricantes de vehículos en Colombia, quienes compartieron sus comentarios sobre el cuidado y mantenimiento de los vehículos en tiempos de cuarentena.

Bajo techo y bien cerrado

La principal recomendación de los especialistas es mantener el vehículo alejado de dos fenómenos: el sol y la lluvia. ¿Por qué? Es un método de prevención de daños y afectaciones en la pintura y los neumáticos.

En cuanto a los neumáticos, Nicolás Olarte, gerente de posventa de Volvo, afirmó que en las llantas “puede variar la presión cuando el vehículo pasa mucho tiempo estacionado”, con lo que bastaría inflarlas. También se recomienda alejarlas de los rayos del sol, para “mantener su calidad”.

Parece una obviedad, pero cuando la puerta de un vehículo no se encuentra en la posición correcta de cerrado, diferentes fenómenos pueden afectar los accesorios y batería de un carro.

“Es esencial que todas las puertas permanezcan bien cerradas y las luces interiores y exteriores apagadas. El consumo eléctrico de los sistemas puede causar la descarga de la batería generando una desconfiguración en las funciones como ajustes de radio, alarmas, llaves y tarjetas de acceso, etc.”, aseguró Carlos Mesa, director de servicio al cliente de Mazda Colombia.

Mejor apagado que encendido

Teniendo en cuenta que el tiempo de cuarentena previsto por el Gobierno nacional es de 19 días, no hay necesidad de encender el vehículo. Para Alejandro Tobón, director nacional de servicio de Autogermana (BMW-MINI), prenderlo y no moverlo se inclina más a lo negativo que a lo positivo, mecánicamente hablando.

“Si se trata de un período corto (un mes), no es necesario… en cualquier caso, solamente encenderlo y no transitar tiene efectos negativos porque ese funcionamiento estático hace que el motor tarde mucho en llegar a su temperatura ideal de funcionamiento y, en consecuencia, pequeñas cantidades de combustible no quemado podrían contaminar el aceite”, señaló Tobón.

Además, agregó el especialista, ese encendido fútil también tiene efectos en la salud y el ambiente, porque, si se hace en un sótano, los gases de escape contaminarán los pisos superiores, sea por el vano de la escalera, sea por el ascensor, afectando la vida de los vecinos y del entorno.

¿Qué pasa con la batería?

Las baterías, como la mayoría de componentes de los autos modernos, han evolucionado; se han hecho cada vez más duraderas y, por lo general, libres de mantenimiento.

Ricardo Osorio, experto automotriz de Autotrain, recomienda desconectar el cable negativo de la batería en los vehículos que no se pueden encender, con el fin de evitar picos de voltaje y así evitar una futura descarga.

“La batería es como un depósito que se va descargando. Hay que llenarlo y el encargado de eso es el alternador, pero como no está en marcha no hay cómo llenarlo. Hay consumos o cargas parásitas, de alarmas y computadores, que permiten la descarga. Al desconectarla, esta va a mantener su carga”, señaló Osorio.

Fuente: https://www.elespectador.com/especial-autos/que-le-pasa-un-carro-en-cuarentena-articulo-911594

 

 

 

 

NOTICIAS